6822334653_0b90b56cbe_b

Foto: Rega Photography Flickr via Compfight cc

El bullying es un comportamiento intimidante intencional que causa angustia, daño o presión indebida, hacia una persona que es considerada más débil o vulnerable que el perpetrador. Las agresiones pueden ser verbales, físicas, sociales o cibernéticas. Cuando los niños intimidan tienden a usar tácticas físicas manifiestas, en cambio las niñas pueden ser menos obvias, por lo que se hace más difícil de detectar.
¿Cuáles son los signos de intimidación?

Puede ser más difícil detectar que un niño con autismo está siendo intimidado, ya que los cambios de comportamiento pueden no ser tan obvios como en los niños que no tienen autismo. El niño con autismo puede incluso no ser consciente de que está siendo agredido y, por lo tanto, no mostrar ningún cambio de comportamiento.

Cambios a los que debemos estar atentos:

  • Físicos: moretones, arañazos o cortes inexplicables; ropa rasgada, dañada o faltante o pertenencias
  • Emocionales: dolores no específicos tales como dolor de cabeza o dolor abdominal; mayor ira o agresión; aumento de la ansiedad; desarrollo de un “tic”; irritabilidad; tristeza, angustia y llantos
  • De Comportamiento: verlo cada vez más retraído; que se niegue a ir a ciertos lugares, eventos o ver a ciertas personas; dejar de comer; intento de suicidio o hablar de suicidio; aumento de la fijación en el interés especial / cambio de interés especial a programas de televisión relacionados con violencia, videojuegos o armas; aumento del comportamiento de autoestimulación; aumento de las autoagresiones, como golpear la cabeza o morder; que busque más estimulación sensorial o, o al revés, que se retire de toda estimulación sensorial como el tacto; que no pueda o se niegue a decir lo que está mal; dibujo o escritura de cuentos con temas violentos; que empiece a hacerse pis encima o a dormir peor; mal comportamiento en la escuela en un intento de regresar a casa, o negarse a ir a la escuela

¿Qué puedo hacer?

• Observar atentamente las señales de intimidación
• Estar disponible para hablar sobre sus preocupaciones
• Hablar sobre lo que está experimentando
• Enseñarle cómo se porta un buen amigo y que hace alguien que es un mal amigo
• No alentarlo a luchar – el niño necesita aprender a manejar apropiadamente la situación
• Recordarles que le digan a la otra persona que se DETENGA y se vaya y avisarle a un maestro. (Es muy importante que el niño pueda decirle a un maestro, a menudo los niños con TEA no se dan cuenta que necesitan hacerlo).
• Modelar el comportamiento adecuado en el hogar porque a veces los niños con TEA encuentran difícil distinguir bromas lúdicas y abusivas.
• Saber que acercarse al otro niño o familia involucrados puede conducir a más problemas e incluso acciones legales.
• Hablar con el director de la escuela con respecto a las preocupaciones, hacer que la escuela sepa que se trata de algo serio que debe ser tratado apropiadamente. El niño tiene derecho a una educación en un ambiente seguro y libre de intimidación, acoso y lesiones.
• Todas las escuelas deben tener un código de conducta y un plan para combatir el acoso escolar.

¿Qué puede hacer la escuela?

• Apoyar al niño con amigos durante el recreo, y tener ayuda de un maestro de apoyo o acompañante
• Asegurase que todo el personal tiene una comprensión de las dificultades sociales experimentadas por los estudiantes con TEA.
• El personal necesita ser entrenado para mirar más allá del comportamiento del niño con TEA para determinar qué o quién lo hizo actuar de esa manera con respecto al niño ingenuamente siguiendo las sugerencias de otros.
• Los maestros deben ser muy conscientes de su propio comportamiento y no menospreciar al niño con autismo frente a sus pares.
• Tener un lugar seguro para que el estudiante pueda ir cuando se siente amenazado o ansioso.
• Asegurarse de que el alumno tenga a alguien con quien hablar cuando esté molesto.
• A la hora del almuerzo, asegurarse de que el niño participe en actividades con compañeros de apoyo. Si el niño está deambulando sin rumbo, solo y en áreas que son sin supervisión son más propensos a convertirse en un objetivo de bullying

¿Qué hacer frente al ciber bullying?

• Es muy importante que el joven le diga a alguien que hay un problema
• Si el problema viene de otro niño en la escuela, hay que involucrar a la escuela
• No responder: cuanto más se involucre con el bullie más probabilidades hay de que el acoso continúe
• Controlar la configuración de privacidad de las redes sociales que usa el joven con TEA
• Mantener los nombres de usuario y contraseñas secretas para que otros no pueden hackear sus cuentas
• Si el acoso es muy grave e implica amenazas personales, hay que hacer la denuncia a la policía. Es importante tener registros de las amenazas
Modificado de  PRIMARY YEARS COPING WITH BULLYING