143/365 Come Sail Away With Me

Hay muchos recursos, como las historias sociales y secuencias, que pueden ayudar a explicar a una niña con autismo en pubertad los cambios en su cuerpo.  Desde Autism Help nos dan algunos consejos útiles. Por ejemplo, que hay recordar que el material que utilicemos debe ser apropiado para su edad y su nivel de desarrollo. Como con cualquier otra niña en esa edad, hay que explicar lo que va a pasar, qué hacer y cómo manejarlo.  Es útil ejemplificar con el material real, de esa manera podrá copiar los pasos: desenvolver la toallita higiénica, pegarla en la ropa interior, descartar cuando ya no se usa. Darle una secuencia visual que pueda tener con ella de cómo realizar los cambios puede ser útil.

No hay que asustarla, que no piense que es algo que le va a doler demasiado. Es necesario especificar que eso ocurre todos los meses y ayuda ir marcando las fechas en un calendario o de alguna otra manera visible. La niña tiene que saber que ella puede hablar o hacer preguntas sobre la menstruación en un lugar privado, con su madre o alguna otra persona de confianza (preferiblemente mujer).

Otra cosa importante es asegurarse que lleve en su mochila toallitas limpias y una muda de ropa por si se llegara a manchar. Avisarle a la maestra integradora o a su monitora para que esté al tanto y pueda asistirla en caso necesario.

No se recomienda el uso de tampones en niñas con autismo porque puede resultarles incómodo aprender a colocarlos y puede llevar a infecciones u otros problemas de higiene.

En algunas niñas, se usan métodos anticonceptivos u hormonales para controlar o detener la menstruación. Esto debe ser cuidadosamente discutido con su médico, y solo se considera una opción válida si la niña no puede afrontar la menstruación, si le causa mucho estrés y ansiedad y se observan comportamientos alarmantes.

Pueden descaragr una historia social en:  https://app.box.com/s/82vtq2k00ao9o9qlx89v

Foto:

Foto: martinak15 via Compfight