Para las personas con autismo, el desarrollo de habilidades socio-comunicacionales tempranas es un paso esencial para su desarrollo académico y social. Debido a que muchos niños con autismo pasan la mayor parte del día en instituciones educativas, el uso de herramientas eficaces y basadas en la evidencia dentro del aula es vital para hacer frente a las necesidades sociales y de comunicación de estos jóvenes estudiantes.                                           

La modificación de conducta se ha establecido como una herramienta eficaz para la creación de un cambio duradero en una variedad de comportamientos.  El moldeado de comportamientos deseados en vivo ha sido citado como una estrategia de enseñanza eficaz para los niños con autismo durante décadas. El modelado de conductas en vídeo surgió en la década de 1990 como una variación del modelo en vivo y se puede definir como la presentación de un modelo de las conductas a través del video. Con el aumento de la accesibilidad y la asequibilidad de la tecnología digital, este método representa una opción eficaz y práctica para utilizar en las aulas que atienden a estudiantes con autismo.

Este estudio compara el modelado en vivo y en video como métodos de intervención en el aula para mejorar la comunicación social en niños con autismo en edad preescolar.  Los autores también comparan la atención visual de los participantes en estos dos tipos de modelos y evalúan las actitudes de los profesionales que participan.

Los hallazgos de este estudio se suman a la extensa bibliografía que pone de manifiesto la eficacia de modelado de comportamiento como una opción de intervención para hacer frente a las necesidades de comunicación social de los estudiantes con TEA.

Esta investigación sugiere que algunos estudiantes con TEA pueden aprender de manera más eficiente a través del modelado en vivo, otros con el modelado en video y también, hay quienes posiblemente aprendan por una combinación de ambos modelos. Curiosamente, los datos de atención visual muestran preferencia visual global para el modelo video. Una hipótesis es que la atención de los estudiantes varía de acuerdo con las demandas percibidas.

Aunque los datos de atención visual y los resultados de comunicación social no siempre se alinean, este estudio refleja el poder de los medios digitales para atraer la atención de los estudiantes con TEA y el uso potencial en la intervención.

Foto: horizontal.integration via Compfight

Modificado de:

Wilson KP. 2013 Teaching Social-Communication Skills to Preschoolers with Autism: Efficacy of Video Versus In Vivo Modeling in the Classroom. J Autism Dev Disord 43:1819–1831