IMG_20140719_192035830

Mariah Spanglet

 ¿Que es la Comunicación?

La comunicación es una variación en la conducta útil, usada con la intención dentro de la estructura de intercambios sociales, para transmitir información, observaciones o estado interior, o para aportar acerca de los cambios en el ambiente inmediato. Se incluyen la conducta verbal y no verbal, en tanto que pueda ser inferido algún intento, evidenciado por la anticipación o el resultado. Por consiguiente no toda la vocalización, o aún el habla, se pueden calificar como conducta comunicativa intencional.  Esta definición enfatiza que la comunicación toma lugar dentro de un contexto social.
El habla o vocalización llega a ser comunicación cuando hay un deseo o intento de transmitir un mensaje a alguien. Ya que las relaciones sociales son un área primaria difícil para los niños con autismo, no es de sorprender que la comunicación efectiva esté significativamente impedida para estos niños. Estas dos áreas, comunicación y destrezas sociales están estrechamente entrelazadas e interdependientes.  Por consiguiente el desarrollo de las destrezas en la comunicación no puede ser la responsabilidad exclusiva del instructor  del habla o lenguaje.  Mientras que ella puede proporcionar las “guías” y estrategias, cada uno de los que están en contacto con el niño deber dirigirlo continuamente en la comunicación.
Los propósitos incluidos en este articulo son proporcionar:

  1. Preguntas claves a considerar para determinar las habilidades corrientes de comunicación.
  2. Información relacionada con el desarrollo de un programa de intervención en  comunicación basado en las necesidades de comunicación del niño.
  3. Preguntas claves a considerar para determinar las habilidades de comunicación 

Para poder desarrollar un programa apropiado de intervención en comunicación para el niño no verbal con trastornos del espectro autista, es esencial determinar las habilidades actuales de comunicación.  Las siguientes son preguntas importantes a considerar para hacer esta determinación:

¿Muestra el niño comunicación intencional? 

Es importante determinar si el niño muestra intento de comunicación. El intento para transmitir un mensaje distingue la comunicación del habla, verbalización y gestos no comunicativos. Cuando el niño anticipa un resultado de su comunicación, independiente de la forma demuestra el intento. (Por ejemplo: habla, gestos, etc.)

Ejemplo: Un padre responde a un niño con trastornos del espectro autista que está llorando.  En este punto, el niño no ha demostrado intento de comunicación. Sin embargo si el niño continúa llorando, mira a su padre, y luego mira al objeto deseado, se ha demostrado el intento de comunicación. A través del llanto, mirando al adulto y mirando al objeto, el niño se anticipa para obtener lo que desea.

El intento de comunicación es indicativo de que el niño desea comunicarse.  Por tanto, el deseo de comunicarse está intrínsecamente ligado al desarrollo de relaciones sociales, un área de dificultad significativa para niños con autismo. Ya que muchos niños con trastornos del espectro autista con frecuencia están sin interés, o pueden ser indiferentes, en otros, los deseos o intentos de comunicarse con frecuencia están ausentes. Ellos no entienden que pueden usar la comunicación para obtener algo, o para obtener que alguien haga algo para ellos. Ellos intentan procurar sus necesidades y quieren obtenerlas por ellos mismos en la medida de lo posible, y pueden mostrar angustia cuando fracasan. Cuando interactuamos con un niño con autismo, es importante ser capaz de distinguir esta angustia o aflicción por un deseo de comunicarse, para poder determinar si el niño esta mostrando un intento de comunicación.

¿De qué manera se comunica el niño?

Un niño con trastornos del espectro autista, quien demuestra comunicación intencional, puede utilizar varias formas o modos.  Es importante considerar cuales de las siguientes formas de comunicación son usadas  por el niño.
Comunicación Motora: Manipulación física directa de una persona o un objeto. (Por ejemplo: tomando la mano de una persona y empujarla al objeto deseado o dando una taza a la persona que lo cuida para indicar “Quiero leche”)
Haciendo gestos:  Apuntando, indicando, mirando fijamente.  Por ejemplo:  el niño con trastornos del espectro autista mira o apunta al objeto deseado y entonces cambia su mirada con la vista fija a otra persona, de este modo pide ese objeto. (Es decir: el acto de comunicación solicitando)
Vocalizando:  Uso de sonidos, incluyendo el llorar, para comunicarse.  (Por ejemplo: un niño con trastornos del espectro autista dice “ah-ah-ah” para atraer la atención de otra persona a él)
Utilizando lenguaje con signos:  Uso de comunicación con un sistema convencional de signos de lenguaje.
Usando objetos:  El niño con trastornos del espectro autista entrega un objeto a otra persona para comunicarse. (Por ejemplo: el niño entrega una taza a su padre para indicar “beber”)
Usando fotos: Uso de fotografías de dos dimensiones para comunicarse.  (Por ejemplo:  el niño con trastornos del espectro autista apunta a, o entrega fotografías de varios objetos, acciones o eventos para comunicar sus deseos)
Usando imágenes gráficas: Uso de dibujos de dos dimensiones, que representan objetos, acciones o eventos.  (Por ejemplo: un niño con trastornos del espectro autista entrega un dibujo lineal de un “juego” a su padre para indicar que él quiere jugar)
Escribiendo:  Uso de palabras o frases impresas para comunicarse. (por ejemplo: el niño con trastornos del espectro autista escribe “demasiado ruidoso” para indicar que el nivel del ruido en el ambiente es muy molesto para él)

Adicionalmente, es importante determinar si la forma de comunicación usada por el niño con trastornos del espectro autista varía, dependiendo del contexto y situación o el tipo de comunicación deseada. Por ejemplo, el niño puede usar una manera motora de comunicación. (Tomando la mano de una persona y empujándola hacia el objeto deseado para pedir un objeto)  Sin embargo el mismo niño puede usar la vocalización (llorando) para rehusar un objeto o para protestar.

¿Cómo usa el niño con trastornos del espectro autista su lenguaje para comunicarse? 

Las investigaciones han demostrado que el niño con trastornos del espectro autista usa su lenguaje para comunicarse con un rango de propósitos o funciones estrecho o restringido. Existen  tres funciones primarias o propósitos del lenguaje: regulación conductual, interacción social y atención articulada. Es importante hacer notar que las tres funciones de comunicación se desarrollan aproximadamente a la edad de 12 meses en el desarrollo típico del niño, y están enlistadas en orden jerárquico de menos a más social.
Regulación Conductual:  Esta es la función de comunicación más fácil y que más temprano emerge.  El niño usa la comunicación para pedir/protestar o satisfacer sus necesidades físicas inmediatas.
La regulación conductual incluye:

  • Pidiendo objetos
  • Requiriendo acciones
  • Solicitando asistencia
  • Protestando y requiriendo objetos
  • Protestando y requiriendo acción 

Interacción social:

Estos son los tipos de conductas comunicativas empleados para iniciar, responder a, mantener o terminar las interacciones sociales. Dentro de las interacciones sociales comunicativas podemos incluir:

  • Requerir rutinas sociales. Por ejemplo: requerir jugar los juegos tapándose la cara (“peek-a-boo”) y  batiendo las palmas. (“patty- cake”)
  • Requerir comodidad.  Por ejemplo: La necesidad de sentirse apoyado cuando el niño con trastornos del espectro autista está afligido. 
  • Saludos.  Por ejemplo:  “Hola” / “Adiós” 
  • Llamando la atención. Por ejemplo:  El niño con trastornos del espectro autista llama la atención hacia su persona llamando a otros. 
  • Mostrándose. Por ejemplo: el niño con trastornos del espectro autista exhibe conductas de “mostrarse” durante los juegos, como el peek-a-boo, vestirse, etc. 

Articulación de la Atención: 

Esta es la función comunicativa más difícil de desarrollar para niños con trastornos del espectro autista.  Estos actos comunicativos se usan para dirigir la atención de otros a un objeto, evento o tópico de un acto comunicativo.  La reunión de la atención a los actos de la comunicación incluyen:

  • Haciendo observaciones. Por ejemplo:  Un niño con trastornos del espectro autista ve a sus padres y señala al cielo a un aeroplano en lo alto.  El niño no está solicitando el aeroplano sino comentando acerca de él, atrayendo la atención de otra persona a ese objeto. 
  • Solicitando información de otros. Por ejemplo:  El niño con trastornos del espectro autista le pregunta a otra persona: “¿Adónde vas?” 
  • Dando información a otros. Por ejemplo:  El niño da información acerca de algo que no es obvio o conocido a otra persona: “Anoche fui al mercado”. 

¿Existe alguna razón para que se comunique el niño? 

Es importante determinar qué motiva al niño con trastornos del espectro autista antes de desarrollar un plan intervencionista de lenguaje.  Como en el desarrollo del lenguaje en un niño típico, los niños con trastornos del espectro autista generalmente pueden no comprometerse o empeñarse en una interacción de comunicación hasta que sea motivado a hacerlo. Esto es, si al niño con trastornos del espectro autista le gusta mucho balancearse, o brincar o jugar con una cuerda o un alimento en particular, entonces estas son acciones/objetos que pueden ser parte de un plan intervencionista. La incorporación de actividades y objetos motivantes es vital cuando deseamos o intentamos ayudar al niño con trastornos del espectro autista a desarrollar la comunicación. La esencia del desarrollo temprano de palabras en el vocabulario es simplemente enseñar al niño con trastornos del espectro autista a designar y no constituye enseñarle a comunicarse. Con el uso inicial de acciones y objetos motivantes, el niño puede aprender realmente el propósito de las funciones de la comunicación.  Una vez que el niño ha aprendido esto, el vocabulario se puede ampliar a través de una variedad de estrategias de enseñanza.

¿Inicia y/o responde el niño con trastornos del espectro autista a interacciones comunicativas? 

La comunicación implica la existencia de ambos, un iniciador y un respondedor de la información mientras se acopla a una situación social. Por lo tanto es importante determinar si el niño con trastornos del espectro autista es capaz de entender, así como de participar, en ambos roles de la interacción comunicativa.

Ejemplo:  Un niño con trastornos del espectro autista no verbal podría iniciar una interacción comunicativa con su padre vocalizando para llamar la atención, y entonces señalando para pedir un artículo deseado. El mismo niño podría responder señalando una fotografía de una comida u objeto deseado cuando su padre le pregunte:  “¿Qué quieres comer?”
Los niños con trastornos del espectro autista típicamente tienen dificultad para iniciar interacciones de comunicación con otros, y tienden a ser mejores al aprender a responder. Cuando determinamos si el niño inicia o responde a cualquier interacción comunicativa, es importante descubrir el contexto/dirección particular, la manera o forma de comunicación y los propósitos o funciones de la comunicación.
Ejemplo: Un niño con trastornos del espectro autista descubre a su madre en otra habitación, toma su mano y la lleva a la cocina, donde coloca su mano en el asa del refrigerador. La madre abre el refrigerador y comienza a sacar artículos uno por uno hasta que el niño indica por expresión facial y corporal qué artículo quiere. En este ejemplo el niño inicia la comunicación en la cocina (contexto) para pedir la comida deseada (propósito), usando una forma de comunicación motora y gestural.

¿Es el niño con trastornos del espectro autista capaz de usar estrategias de “restauración” cuando ocurre la interrupción de la comunicación? 

Debido a sus dificultades significativas en comunicarse con buen éxito, el niño con trastornos del espectro autista puede experimentar frecuentes incidentes de interrupción de la comunicación en ambos, el que habla (comunicación expresiva) y el que escucha (cuando se le invita a responder)  Por lo tanto es importante determinar si el niño ha desarrollado o es capaz de usar, cualquier estrategia de restauración de la comunicación para ambos, recibir y expresar mensajes de comunicación.

Interrupción de la comunicación como oyente (recibiendo información)
Ya que muchos niños con trastornos del espectro autista tienen significativas dificultades en la comprensión del lenguaje, pueden suceder muchas interrupciones de comunicación como oyentes. Estas interrupciones se divulgan cuando el niño no entiende, o responde en forma inapropiada a la información verbal. Una estrategia de restauración de la comunicación que puede ser usada en estas situaciones es presentar la información mal interpretada o no comprendida en forma visual. (los niños con trastornos del espectro autista generalmente procesan información visual más fácilmente que la información verbal) De esta manera uno puede determinar si el niño no responde apropiadamente (interrupción de la comunicación), ya sea porque la información se da verbalmente, o él no entiende la información, ya sea que se presente verbal o visualmente.   Muchos niños con trastornos del espectro autista pueden ser fácilmente etiquetados en forma errónea como si fueran no obedientes cuando no responden a la información verbal.   Se debe dar una consideración cuidadosa siempre a la habilidad de los niños para comprender y responder a la información verbal (en oposición a la información visual) para determinar la razón para la interrupción en la comunicación.

Estrategias de restauración para la interrupción de la comunicación como el que habla (expresión de la información):
Cuando ocurre la interrupción en la comunicación expresiva, es importante entender ya sea que el niño con trastornos del espectro autista muestre alguna de las siguientes estrategias de restauración:

  • Repitiendo el mismo esfuerzo o tentativa de comunicación.
  • Sea persistente.  Por ejemplo, el niño con trastornos del espectro autista señala en forma repetida a una repisa fuera de su alcance cuando el adulto toma cada objeto fuera del alcance y lo muestra al niño para ver si es el objeto deseado. 
  • Mostrando a la persona que ellos están tratando de comunicarse. Un niño con trastornos del espectro autista podría llevar a un adulto al refrigerador, por ejemplo, abrir la puerta y llegar hacia un anaquel donde se localiza la leche, demostrando que quiere leche. 
  • Uso de una vía alterna para comunicar el mismo mensaje. En el ejemplo anterior, si el niño con trastornos del espectro autista señala el anaquel varias veces, pero el adulto aún no entiende (interrupción en la comunicación), el niño pudiera entonces elegir un dibujo de su libro de comunicación para aclarar su petición de comunicación, esto es, restaurando la interrupción en la comunicación. 
Enviado por Paula Viera