And That's What He Thinks About That. So There.
Cortarse el pelo para con un niño con autismo es extremadamente difícil. Los niños con autismo a menudo tienen miedo del corte del pelo porque:
  • No se dan cuenta de que pelo vuelve a crecer
  • Permanecer sentado en una silla es difícil
  • El espejo los puede distraer o molestar
  • Alguien está tocándolos en una zona sensible
  • El ruido de la peluquería -los secadores de pelo, tijeras o la gente hablando- les resulta incómodo
  • Los olores de la peluquería -tintes, blanqueadores, etc- son olores fuertes que pueden hacer que una persona con autismo se sienta muy mal.
Superando las dificultades para conseguir un corte de pelo:
  • Busque una peluquera que venga a cortar el pelo del niño en el hogar
  • Use una historia social o libro de fotos sobre cómo es un corte de pelo
  • Recompense después con un juguete, una actividad elegida o un alimento que le guste
  • Ofrézcale al niño algo para sostener, jugar o masticar mientras está en la silla.
  • Recompense si se queda bien sentado
  • Use un reloj de arena para indicar el tiempo que el niño tiene que sentarse por su corte de pelo
  • Crear una buena relación con una peluquería e ir al mismo lugar para cortarse el pelo siempre que sea posible
  • Ir en un momento de tranquilidad, fuera de hora
  • Elegir un peinado fácil -para los niños un corte de pelo corto con una buena máquina a menudo es más rápido y práctico que usar las tijeras.
  • Usar tarjetas de toma de conciencia del autismo que digan: “Por favor disculpa el comportamiento de mi hijo que él / ella tiene autismo” puede ser una solución rápida en una situación en la que su hijo se porta mal y los miembros del público tienen un problema con su comportamiento.
Fuente: Autism Help